Inicio » Variedades de uva » Riojas blancos » Garnacha Blanca

Garnacha Blanca

Si te gusta la garnacha tinta entonces no puedes dejar pasar la oportunidad de probar la garnacha blanca. La misma, expande el sabor y el aroma de todas las uvas Garnachas y lo lleva a un nuevo nivel. ¡La mejor opción si estás en busca de vinos blancos! Conoce más de cerca a esta inconfundible uva y averigua todo lo que tiene para ofrecerte. ¡No te arrepentirás de saber más acerca de la Garnacha blanca!

Características de la Garnacha Blanca

La Garnacha Blanca no es otra cosa que un tipo de uva blanca muy típica del noreste peninsular. Con ella se elaboran vinos blancos de baja acidez y de gran grado en alcohol, por muy contradictorio que suene. Se caracteriza por tener un color amarillo cuando se usan para hacer vinos y se recomienda para platos marítimos. ¡Esta clase de vino marida muy bien con pescados y mariscos!

Como es lógico suponer, comparte muchas características de la garnacha tinta, entre las cuales se pueden mencionar:

  • Su alta adaptabilidad a los terrenos pedregosos.
  • Su fuerte resistencia al viento.
  • Su brote, el cual puede ser tanto medio como precoz.
  • Su vigor, que resulta ser bastante alto en comparación a otras uvas blancas.
  • Su sensibilidad a las plagas, lo cual reduce un poco su nivel de producción.
  • Su aroma leve pero cautivante, con notas florales y frutales en su interior.

Quizás no sea una uva muy fuerte, pero sí que le da un sabor diferente a todas las comidas que acompaña. ¡Por eso debes de probarlo cuanto antes!

La Garnacha Blanca de Rioja

La Rioja es una denominación de origen que tiene consigo mucha clase de uvas diferentes y específicas. Con ellas, produce los mejores vinos de toda España y quizás del mundo. ¡Son sencillamente extraordinarios!

En lo que respecta a la Garnacha Blanca, se puede decir que Rioja no tiene mucha presencia en el mercado. Sin embargo, ello no significa que su vino de Garnacha Blanca no sea de calidad. ¡Este vino goza de prestigio entre los catadores de vino! Por esto, no puedes dejar de probar el vino blanco de Rioja, que promete ser el mejor vino jamás probado. ¡Rioja sabe lo que el vino necesita para ser excelente!